Fallo Lago Chungará

El fallo de la Corte Suprema, presentado a continuación, es considerado uno de los más importantes en materia de protección de ecosistemas en Chile, por la solidez de las definiciones doctrinales en relación a los términos “medio ambiente”, “patrimonio ambiental” y “protección de la naturaleza”.

Le sentaría bien leer este fallo a la Ministra Benítez, para que vea que el Poder Judicial, puede y debe interferir, cuando el Estado atenta contra el patrimonio natural de los chilenos.

EL CASO

El 19 de diciembre de 1985, la Corte Suprema falló favorablemente a la Comunidad de regantes de la localidad de Putre que había interpuesto un recurso de protección, con el objeto de evitar el bombeo de aguas que la Dirección Regional de Aguas había proyectado hacer desde el lago Chungará hasta el valle de Azapa con el objeto de aumentar la capacidad de riego en el valle de Azapa y la generación de energía hidroeléctrica en la central hidroeléctrica Chapiquiña, situada aguas abajo. La principal preocupación de los recurrentes era el hecho de que la agregación de las aguas del lago Chungará a las del río San José, que es el que estos regantes utilizan, produciría un aumento de la salinidad de las aguas que disminuiría ostensiblemente la capacidad agrícola de sus tierras.

Los recurrentes fundaron su recurso en la violación que el acto de la autoridad planteaba a su derecho de propiedad y a su derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminación por la alteración del equilibrio ecológico de un bien (el lago Chungará) situado en un bien nacional (el Parque Nacional Lauca).

El fallo, en sus considerandos 10°, 16° y 17°, realizó algunas definiciones doctrinarias sumamente relevantes:

“El “medio ambiente”, el “patrimonio ambiental”, la “preservación de la naturaleza” de que habla la Constitución y que ella asegura y protege, es todo lo que naturalmente nos rodea y que permite el desarrollo de la vida y tanto se refiere a la atmósfera, como a la tierra y sus aguas, a la flora y fauna, todo lo cual conforma la naturaleza con sus sistemas ecológicos de equilibrio entre los organismos y el medio en que viven. El medio ambiente se afecta si se contamina o si se altera de modo perjudicial para el mejor desarrollo de la vida.

Es deber del Estado -según el ordenamiento constitucional- velar porque el medio ambiente se mantenga libre de contaminaciones y de preservar o proteger la naturaleza, y evitar, en consecuencia, que por su propia acción o la de sus organismos que lo componen, se efectúen obras o actividades que contaminen aguas o alteren el equilibrio ecológico, tanto más en aquellos lugares que el propio Estado ha declarado como Parque Nacional y se ha dado un régimen jurídico que lo proteja”.

……………………….

FALLO LAGO CHUNGARÁ 

que acoge recurso de protección interpuesto por Humberto Palza Corvacho

Corte Suprema, 19 de diciembre de 1985

LA CORTE

Vistos:

Reproduciendo la parte expositiva, fundamentos y citas legales de la sentencia apelada, con excepción de sus consideraciones 5ª, 6ª, 9ª, 10a, 11ª y 12ª, que se eliminan; suprimiendo en el motivo 8° lo que se consigna en su párrafo c) y teniendo, además, y en su lugar presente:

1º) Que dos son los derechos o garantías que de manera principal se hacen valer por los recurrentes como menoscabados o amenazados por actos y acciones de determinadas autoridades: el derecho de propiedad en cuanto se afectan sus cultivos agrícolas por el deterioro de la calidad de sus aguas con que se riegan, y el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminaciones, derechos ambos asegurados por la Constitución Política en su artículo 19, números 24 y 8, respectivamente, protegidos en forma especial en su artículo 20;

2°) Que no se le ha discutido al recurrente señor Humberto Palza su calidad de agricultor y regante de un predio ubicado en la región de Putre, aguas arriba del valle de Azapa, y que forma parte de la Cooperativa Juan Noé, ni la de sus vecinos, quienes extraen para el regadío aguas de pozos que se surten de filtraciones del subsuelo provenientes del conjunto lacustre de la zona; tal dominio, uso y goce -se sostiene- se encuentra amenazado por la contaminación de sus aguas de riego consecuencia de mezclárselas con aguas extraídas del lago Chungará, cuya salinidad es muy elevada y no apta para el riego agrícola ni para la bebida;

3°) Que, desde luego, el propósito de la Dirección de Riego y del Ministerio de Obras Públicas de seguir extrayendo aguas del Chungará para vaciarlas en las lagunas del Cotacotani -y que ocasiona la mezcla que se objeta- aparece demostrado con múltiples antecedentes; sobre el particular se han agregado recortes de prensa en que el Ministro aludido y autoridades de la Dirección de Riego aparecen declarando que va a continuar la extracción de aguas de ese lago, momentáneamente suspendida (fojas 38 y 56); así aparece también del Plan Maestro para el riego que ha venido desarrollándose y que contempla básicamente esa extracción para mejorar el riego del valle de Azapa y aumentar la potencia de la central hidroeléctrica de Chapiquiña; tales propósitos fluyen también de la primitiva reserva de agua dispuesta a favor del Fisco y de la actual petición ante la Dirección de Aguas de una concesión de derechos de aprovechamiento con el carácter de consultivos, permanentes y continuos para extraer del Chungará 8 millones de metros cúbicos anuales, solicitud a que se refiere el documento que se lee a fojas 3. Por último, el hecho de la construcción de la estación extractora de aguas mediante bombas movidas con electricidad proveniente de la central Chapiquiña es otra demostración de los propósitos aludidos, de seguir realizando extracciones de aguas del lago Chungará en la cantidad anual señalada, para trasladarlas al Cotacotani;

4º) Que con el estudio de la Universidad de Tarapacá, relativo a la composición química del agua de ese lago y su comparación con las del Cotacotani y ciénaga del Parinacota, fruto de una larga observación, se establece que las aguas del Chungará son intensamente salinas y no aptas para la agricultura, salvo en terrenos muy permeables, con control de salinidad y sólo para cultivos tolerantes, siendo su contenido de sulfatos superior al aceptado por las normas chilenas sobre la materia para las aguas de riego y potables (principalmente así se consigna a fojas 33 y 34 del Estudio), situación que no ocurre respecto de las aguas del Cotacotani y del Parinacota, de mucho más baja salinidad, aguas estas que quedarán desmejoradas con la mezcla de aguas del Chungará, sufriendo una transformación o contaminación que exigiría “un uso restringido, con controles de salinidad”, sentido en que debe interpretarse la conclusión 5º a que llegan la referida Dirección de Riego y la Universidad de Tarapacá en el documento de fojas 5;

5°) Que cabe concluir, entonces, respecto de este primer capítulo del recurso de protección, que la extracción de aguas del Chungará para mezclarlas con las aguas del Cotacotani y como consecuencia de ello con las del Parinacota, desmejorará este último sistema debido a la alta salinidad de las primeras y con ello se afectarán los cultivos agrícolas de la zona al ser regados con esa mezcla, principalmente respecto de terrenos como los del reclamante señor Palza y de sus vecinos que se riegan con aguas subterráneas provenientes de filtraciones de las lagunas del Cotacotani y de las ciénagas del Parinacota; es decir, el goce que a ellos da derecho su dominio se perjudicará por la acción dispuesta por la autoridad; esas aguas que se extraen para el riego sufrirán un menoscabo, una contaminación;

6º) Que a fojas 113 fue agregada la declaración de una Organización Provincial de Usuarios del Canal Azapa, partidarios de que se extraigan aguas del lago Chungará para fomentar sus cultivos agrícolas, aspiración justa, pero que no puede ser determinante ni obstar a la conclusión a que se ha arribado ya que manifiestamente no se hacen cargo de la situación de los propietarios de más arriba cuyas tierras absorberán parte de ese exceso de salinidad;

7º) Que, sin embargo, lo anterior no es decisorio para acoger el recurso dados los beneficios que traería consigo el aumento del caudal de riego para numerosos propietarios agrícolas del valle de Azapa y por el aumento del potencial eléctrico de la Central Chapiquiña, siendo lo primordial y de mayor relevancia la defensa del medio ambiente que se promueve en el recurso de protección, que se vería dañado por la acción de determinadas autoridades que han instalado una estación de bombeo en un punto de la ribera del lago Chungará con el propósito de extraerle un apreciable caudal de agua anualmente para trasladarla a las lagunas del Cotacotani y ciénagas del Parinacota, aparte de que con ello se vulnerarían diversas Convenciones Internacionales, nuestra Constitución Política y algunas leyes patrias;

8º) Que en el recurso formulado telegráficamente y en su desarrollo posterior se precisa la acción de la autoridad de la cual se reclama y que consiste básicamente en su propósito de seguir extrayendo aguas del lago Chungará mediante bombas movidas eléctricamente para vaciarlas en las lagunas del Cotacotani, distantes unos 4 kilómetros de aquél y a unos 30 metros más bajo y cuyas aguas -del Cotacotani- se vacían en las ciénagas del Parinacota, fuente a su vez del río Lauca y del canal de ese nombre que conduce sus aguas hasta la Central Hidroeléctrica de Chapiquiña, derramándolas después en una quebrada del San José, el río del valle de Azapa. Se puntualiza que la extracción propuesta alcanzaría a 8 millones de metros cúbicos al año aunque respetando cierta cota mínima respecto del nivel del mar, ocasionando un descenso de las aguas del lago en 5 metros, siendo que su profundidad máxima es sólo de 32 metros, dejando así en seco una playa de 400 hectáreas, hoy bajo aguas poco profundas que permiten el desarrollo de plantas acuáticas y crustáceos que sirven de alimento a valiosas especies de aves cuyo habitat es el lago, algunas únicas en el mundo, y que al disminuir su espejo de agua en un 20% disminuirá la evaporación natural cuya humedad permite el crecimiento y desarrollo de bofedales de los que se alimentan especies valiosísimas de la fauna típica del altiplano. Por último se sostiene, como ya se ha consignado, que las aguas del Chungará no son aptas para el riego ni la bebida y que al mezclarlas con las del Cotacotani desmejorarán y contaminarán las aguas de riego del terreno del señor Palza y su vecinos. Todo esto afectará el medio ambiente regido por el sistema lacustre natural existente en esa zona.

9º) Que el artículo 19 Nº 8 de la Carta Fundamental asegura a todas las personas el derecho a vivir en un medio ambiente libre de contaminaciones, estableciendo el deber del Estado de velar para que ese derecho no sea afectado y el de tutelar la preservación de la naturaleza, autorizando al legislador para establecer restricciones específicas de determinados derechos o libertades para proteger el medio ambiente. Y más adelante, en el número 24 de su artículo 19, la Constitución, después de garantizar el libre ejercicio de la propiedad y sus atributos (uso, goce y disposición), acepta sin embargo que mediante ley se la limite, dada su función social, que comprende cuanto exijan los intereses generales de la nación, la seguridad nacional, la utilidad y la salubridad públicas y la conservación del patrimonio ambiental;

10º) Que el “medio ambiente”, el “patrimonio ambientar, la “preservación de la naturaleza” de que habla la Constitución y que ella asegura y protege, es todo lo que naturalmente nos rodea y que permite el desarrollo de la vida y tanto se refiere a la atmósfera, como a la tierra y sus aguas, a la flora y fauna, todo lo cual conforma la naturaleza, con sus sistemas ecológicos de equilibrio entre los organismos y el medio en que viven.

El medio ambiente se afecta si se contamina o si se altera de modo perjudicial para el mejor desarrollo de la vida;

11º) Que, con el estudio practicado por la Universidad de Tarapacá, un ejemplar del cual con su anexo rola en cuaderno especial, se comprueba que son ciertas las aseveraciones formuladas por los recurrentes : se analizan en este Estudio la composición de las aguas del Chungará como también los recursos lacustres vecinos, comprobándose, según ya se ha consignado, que las aguas del Chungará no son aptas para riego agrícola ni para la bebida debido a su alto porcentaje de sales y que al mezclarlas en la cantidad propuesta por la autoridad con las aguas de las lagunas del Cotacotani las contaminará desmejorando su calidad de aguas de riego, lo que, se dijo, perjudica los derechos propietarios de los recurrentes y al mismo tiempo se produce contaminación del medio ambiente en que la agricultura se desarrolla; se sostiene también en el Estudio que la disminución del espejo de las aguas del Chungará, que es de 19 kilómetros cuadrados, y el retiro de sus aguas de la ribera ocasionarán la muerte de la flora y fauna acuáticas que se desarrollan bajo aguas de poca profundidad, todo lo cual entrará en descomposición, infectando y contaminando el restante de aguas de ese lago al ser arrastradas por las lluvias (principalmente fojas 1 de ese Estudio), lo que “comprometerá seriamente un sistema altiplánico regulado en forma natural y podría provocar consecuencias negativas en, la agricultura del valle de Azapa, como asimismo en las aguas para consumo humano de la ciudad de Arica” (fojas 01 del complemento o anexo); “el lago Chungará experimentará inexorablemente un descenso de su nivel que afectará su estabilidad hidrológica como también su equilibrio ecológico”; “muchas de las aves acuáticas se verán obligadas a emigrar; la superficie se reducirá enormemente, dejando al descubierto gran parte de la actual plataforma lacustre” (fojas 26 y 27 del anexo), “cuya flora morirá y será arrastrada por las lluvias hasta el resto del lago”. Consigna, el Estudio, “que las lagunas del Cotacotani se vaciaban en forma natural por el Desaguadero hasta las ciénagas del Parinacota, y que al intervenir el hombre en fechas anteriores, construyendo un canal más profundo que el Desaguadero, esas lagunas han experimentado un descenso de 2,5 metros, disminuyendo en un 14% los 30 millones de metros cúbicos de sus aguas, pudiendo observarse grandes extensiones de terrenos que no hace mucho estaban bajo agua y que hoy presentan un blanco intenso como consecuencia de su costra de sal”;

12º) Que las conclusiones a que arriba el Estudio de la Universidad de Tarapacá se encuentran corroboradas con el informe de fojas 74, complementado a fojas 81, del ingeniero señor Raúl Gillet, presidente de la Comisión de Preservación del Medio Ambiente, del Consejo Metropolitano del Colegio de Ingenieros de Chile. Recuerda que un postulado de la Ecología es entregar a las generaciones futuras un mundo por lo menos igual si no mejorado del recibido de generaciones poco preocupadas de la naturaleza, lo que motivó la Declaración de Estocolmo (del año 1972), celebrada bajo los auspicios de las Naciones Unidas, en que “todas las naciones acordaron hacer las paces con la naturaleza”, pues hasta ese momento todo desarrollo se hacía a costa de destruirla, y es así como bosques, lagos, ríos y mares se han convertido en desiertos o porciones putrefactas de aguas, incapaces de sustentar la vida en su seno. Y agrega: eso es lo que pasará con el lago Chungará con la inconsulta extracción de aguas para fines de riego e hidrológicos, o sea, para fines comerciales. Recuerda también que el Director de Riego ha aceptado que la extracción de aguas reducirá el espejo actual del lago en un 20% y que rebajará su profundidad en 5 metros, quedando en seco unas 400 hectáreas (el 20% de las 2.000 hectáreas que tiene el Chungará); y que con ello se produciría una destrucción en cadena de algas y aves acuáticas y disminuirían los bofedales que lo circundan, en que se sustenta la fauna tan especial de esa zona. Por último recuerda que el lago Chungará forma parte del Parque Nacional del Lauca, junto con las lagunas del Cotacotani, y las ciénagas del Parinacota, por lo que todo ese sistema está protegido por la ley, y que el lago Chungará mismo fue declarado por la Unesco, a petición de Chile, reserva mundial de la biosfera, por contener o sostener especies únicas, algunas en peligro de extinción y también por su característica de gran belleza que presenta este conjunto de lagos y volcanes; termina sosteniendo que este “bombeo” hecho a un lago situado en un Parque Nacional y declarado Reserva de la Biosfera vulnera diversos acuerdos y convenciones internacionales y la legislación nacional;

13º) Que, en efecto, se ha dado la autoridad de ley de la República a la Convención Internacional para la Protección de la flora, la fauna y las bellezas escénicas naturales de América. Esta Convención y por tanto la ley chilena hacen diversos distingos o clasificaciones de lugares protegidos entre los que se encuentran los Parques Nacionales, que son regiones establecidas para la protección y conservación de las bellezas escénicas naturales y la flora y fauna de importancia nacional puestas bajo vigilancia oficial para que el pueblo pueda disfrutar mejor de ellas. Las riquezas existentes en los Parques Nacionales no podrán explotarse con fines comerciales (misma Convención).

En este caso, es cierto, la instalación de una estación de bombeo y la extracción que se ha hecho y que se propone continuar no tiene por fin primordial una explotación comercial pues su finalidad es proveer de más agua a la agricultura de Azapa (fojas 22 y 23) y de más agua a la central hidroeléctrica de Chapiquiña, pero es evidente, también, que ello se traducirá en una fuente de entradas fiscales como se expresa en el artículo de prensa que se compulsa a fojas 56;

14º) Que, asimismo, se dispuso hacer cumplir como ley de la República la Convención aprobada sobre Protección del Patrimonio Mundial, cultural y natural, suscrita en Unesco en noviembre de 1972, considerándose como patrimonio mundial: los monumentos de la naturaleza, las formaciones geológicas y las zonas que sirvan de habitat de especies de animales y vegetales amenazadas que tengan valor universal y los lugares que desde el punto de vista de la ciencia, de la conservación o de las bellezas naturales, sean interesantes, declarándose que incumbe a los Estados indicar y delimitar esos puntos o zonas, patrimonio que debe conservarse, protegerse y trasmitirse a las generaciones futuras, tomando las medidas jurídicas, científicas y técnicas para la defensa del patrimonio natural de valor universal, terrenos o zonas que serán inscritos en la Lista que confeccionará el Comité sobre el Patrimonio Mundial, con el consentimiento del Estado interesado.

Pues bien, a petición de Chile, se declaró al lago Chungará, reserva de la biosfera;

15º) Que la Ley 18.362 de 1984, instituyó el Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas del Estado y entre sus finalidades de protección señala en su artículo 1º a) mantener áreas de carácter único o representativas de la diversidad de ecología natural del país o lugares con comunidades animales o vegetales, paisajes o formaciones geológicas naturales, a fin de posibilitar la educación e investigaciones y de asegurar la continuidad de los procesos evolutivos, las migraciones animales, los patrones de flujo genético y la regulación del medio ambiente; b) mantener y mejorar recursos de la flora y la fauna silvestre y racionalizar su utilización; … d) mantener y mejorar los sistemas hidrológicos naturales; y e) preservar y mejorar los recursos escénicos naturales y los elementos culturales ligados a un ambiente natural.

Esta ley acepta, entre sus clasificaciones, la existencia de Parques  Naturales y declara incluidos en éstos, los que ya habían merecido anteriormente esa designación. Definiendo los Parques Nacionales consigna que están constituidos por áreas generalmente extensas, donde existan diversos ambientes únicos o representativos de la diversidad ecológica natural del país, no alterados significativamente por la acción humana, capaces de autoperpetuarse, y en que las especies de flora y fauna o las formaciones geológicas son de especial interés educativo, científico o recreativo. Los objetivos de esta categoría de manejo -de los Parques Nacionales- son la preservación de muestras de ambientes naturales, de rasgos culturales y escénicos asociados a ellos; la continuidad de los procesos evolutivos, y, en medida compatible con lo anterior, la realización de actividades de educación, investigación o recreación.

Las distintas categorías de áreas protegidas se crean por decreto supremo, a través del Ministerio de Bienes Nacionales, pudiendo alterarse su cabida o deslindes y reclasificarse, correspondiendo a la Corporación que se crea, la administración y vigilancia del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas;

16º) Que todo lo anterior -la existencia de los Convenios Internacionales aludidos, en los que se ha acordado proteger la naturaleza y no destruirla, preservar la fauna y la flora silvestre de interés nacional o mundial, y la inclusión del lago Chungará en un Parque Nacional y en el listado de la Unesco como reserva mundial de la biosfera, Convenciones y Acuerdos que requieren de una interpretación y aplicación cuidadosa de parte del gobierno por estar en juego la fe internacional, y, por otro lado, la existencia de nuestra propia legislación que contiene incluso preceptos constitucionales que ordenan al Estado el deber de velar porque el medio ambiente se mantenga libre de contaminaciones y de preservar o proteger la naturaleza- y los estudios y antecedentes agregados a la causa, estaban y están demostrando la urgente necesidad de disponer la paralización, por ahora, de toda extracción de aguas del Chungará mientras forme parte del Parque Nacional Lauca y subsista sin limitaciones su inclusión como reserva mundial de la biosfera; la autoridad suprema, encargada del gobierno y de la administración del Estado, obviamente tendrá que considerar, a la luz de nuevos estudios, cuánto podría afectar la extracción de aguas de ese lago al medio ambiente natural existente en la zona, al sistema ecológico imperante y sopesar las transformaciones que podría sufrir el lago, el segundo más alto del mundo, que, en su estado natural, aún no muy hollado por el hombre, es un imponente y bello monumento de la naturaleza;

17º) Que es verdad que en virtud de disposiciones gubernamentales -de diversos decretos supremos- y desde antaño, se ha estado impulsando  un Plan destinado a extraer aguas del Chungará para lo cual se ha reservado parte de sus aguas y se ha terminado por instalar en una de sus orillas una estación de extracción de aguas mediante bombas impulsadas eléctricamente, aparte de otras obras más que contempla dicho Plan y en que los Ministerios del Ramo se han propuesto realizar una extracción de 8 millones de metros cúbicos al año con la finalidad de mejorar el riego agrícola del valle de Azapa en algunas hectáreas y aumentar el potencial eléctrico en algunos kilowatts hora, con las probables consecuencias adversas que se han señalado para el medio ambiente y el sistema ecológico imperante, pero es lo cierto que actualmente se dispone de nuevos antecedentes y de estudios más completos y se comprende mejor la necesidad de proteger la naturaleza y el medio ambiente así como las bellezas escénicas naturales, reservando ciertas secciones del territorio con fines de estudio y recreación, en una época en que las naciones han acordado “hacer las paces con la naturaleza” y respetar sus santuarios o monumentos naturales y sus bellezas escénicas y en que la nueva Constitución Política ha dispuesto como deber del Estado preservar la naturaleza y el medio ambiente, libre de contaminaciones, otorgando a los particulares el recurso de protección respecto de algunos de los derechos y garantías que instituye.

Con estos nuevos antecedentes y la posibilidad insinuada de que existirían otras fuentes de aguas de que echar mano para los propósitos de la administración, se deberá resolver jurídica y definitivamente el diferendo surgido entre ciertas autoridades y los recurrentes y demás habitantes de la región, sin perjuicio de acciones judiciales que pudieran impetrarse;

18º) Que, finalmente, interesa dejar consignado que al considerar la Corte de Apelaciones de Arica que los actos de la autoridad de que se reclama son ilegales debiendo la solución ser materia de ley, implícitamente ha suspendido la extracción de aguas del Chungará mientras se mantenga esa ilegalidad, siendo éste el alcance que debe darse a la decisión de ese tribunal.

Se confirma la sentencia de veintiuno de agosto de mil novecientos ochenta y cinco, escrita a fojas 85, con declaración de que la suspensión de la extracción de aguas del Chungará subsistirá mientras se mantenga a ese lago como parte del Parque Nacional del Lauca, mientras no se le excluya del listado de la Unesco de ser reserva de la biosfera, inclusión que se obtuvo por petición del gobierno chileno y entretanto no se tome una decisión gubernamental mediante los mecanismos admitidos por la ley.

Regístrese y devuélvanse.

Rol Nº 19.824.

Redactó el Ministro señor Osvaldo Erbetta Vaccaro.

Pronunciado por los Ministros Sres. Luis Maldonado B., Octavio Ramírez M., Osvaldo Erbetta V., Hernán Cereceda B, y Enrique Zurita C.

……………………………………

Síntesis y palabras claves:

Contaminación de aguas de riego – Derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación – Extracción de aguas de un lago (Chungará) – Vulneración de derechos de aprovechamiento de aguas – Derechos consultivos, permanentes y continuos – Alteración de ecosistema por obras de la autoridad – Parques Nacionales (régimen jurídico) – Parque Nacional Lauca- Convención Internacional para la protección de la flora, fauna y bellezas escénicas – Reserva mundial de la biosfera- Medios de prueba en el recurso de protección – Legitimación activa para recurrir – Actos agraviantes continuados – Plazo para recurrir – Objetivos del recurso – Principio de la proporcionalidad – Razonabilidad de los actos de la Administración – Acto ilegal y arbitrario – Orden de no innovar en recurso de protección.

Medida de protección: La suspensión de la extracción de aguas del lago Chungará subsistirá mientras se mantenga a ese lago como parte del Parque Nacional del Lauca, no se le excluya del listado de la Unesco de ser reserva de la biósfera, y no se tome una decisión gubernamental mediante los mecanismos admitidos por la ley.

DOCTRINA: Si las actuaciones del recurrido no constituyen un hecho aislado sino una sucesión ininterrumpida de actos que el recurrente tacha de ilegales y que le agravian, de suerte que esos actos se han renovado día por día y configuran un estado indivisible que perdura hasta el mismo momento en que el Tribunal conoce del recurso de protección, es evidente que éste se encuentra interpuesto dentro del plazo fijado al efecto por el Auto Acordado de la Corte Suprema sobre su tramitación.

El “medio ambiente”, el “patrimonio ambiental”, la “preservación de la naturaleza” de que habla la Constitución y que ella asegura y protege, es todo lo que naturalmente nos rodea y que permite el desarrollo de la vida y tanto se refiere a la atmósfera, como a la tierra y sus aguas, a la flora y fauna, todo lo cual conforma la naturaleza con sus sistemas ecológicos de equilibrio entre los organismos y el medio en que viven. El medio ambiente se afecta si se contamina o si se altera de modo perjudicial para el mejor desarrollo de la vida.

Es deber del Estado -según el ordenamiento constitucional- velar porque el medio ambiente se mantenga libre de contaminaciones y de preservar o proteger la naturaleza, y evitar, en consecuencia, que por su propia acción o la de sus organismos que lo componen, se efectúen obras o actividades que contaminen aguas o alteren el equilibrio ecológico, tanto más en aquellos lugares que el propio Estado ha declarado como Parque Nacional y se ha dado un régimen jurídico que lo proteja.

Bibliografía

– Revista de Derecho y Jurisprudencia, Tomo LXXXII, 1985, N° 3, sep-dic, Sección 5.

– Borquez Yungue, José Manuel, Introducción al derecho ambiental chileno y comparado, Editorial Jurídica de Chile, Santiago, 1993.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s