Acuerdo protección de Glaciares: ¡no te descuides!

¡Qué la euforia no empañe nuestra capacidad de análisis! ¡Qué la noticia de que se protegerán por fin los glaciares de nuestro país, no suspenda nuestra capacidad para criticar de manera informada!

Compartimos con ustedes el siguiente análisis del Protocolo de Acuerdo que se dio a conocer el miércoles 4 de marzo, y que fue presentado e impulsado desde el Gobierno:

1.- Se reconocerán a los glaciares como reservas de agua dulce y proveedores de servicios ecosistémicos.
¡Genial! pero ¿qué será aquello que el Gobierno defina y a lo que otorgue la categoría de “glaciar”? ¿Atenderá exclusivamente a factores como la superficie? ¿Qué composición deberá tener una masa de hielo milenario para entrar en la categoría de glaciar? ¿Los glaciares de roca quedarán fuera? ¿Sólo se protegerán los glaciares blancos?

Si no conocemos las respuestas a estas preguntas, muchos glaciares esenciales para diversas cuencas podrían quedar en una situación de total desprotección.

2.- Se reconocerán legalmente distintas clases de glaciares y su entorno, de manera de generar un arco jurídico diverso de protección, en el marco de una conceptualización que recoja estándares internacionalmente aceptados.
¿Habra entonces glaciares de primera, segunda y tercera categoría? ¿Existirán glaciares que contarán con una protección rigurosa y estricta y otros que serán prescindibles?

glaciar 2015

3.- Se declararán a los glaciares como bienes nacionales de uso público.
4.- No podrán constituirse derechos de aprovechamiento de agua sobre los glaciares.
5.- Se compromete una cobertura territorial de protección del 100% de la superficie glaciar.

Esto, en palabras de Fernando Gimeno, Geografo e integrante del Frente EcoSocial de Revolución Democrática, está redactado confusamente: “esto refiere acaso, a que se protegerá el 100% de cada una de aquellas masas de hielo que recibirán la categoría de “glaciar” o es que se protegerá el 100% de la superficie glaciar presente en el territorio nacional…. me parece poco claro este punto.”

6.- Se prohibirá totalmente, el desarrollo de toda obra, programa o actividad, con fines comerciales, en glaciares que se encuentren en Parques Nacionales o Reservas de Regiones Vírgenes.
¿En qué situación quedan los glaciares que no se encuentran en parques nacionales? Muchísimos glaciares  que se encuentran fuera de Parques Nacionales, cumplen un rol relevante y es la situación en la que se encuentran la mayoría de aquellos que regulan y en otros casos alimentan los ríos de zonas áridas y/o de lluvias cada vez más escasas (Zona Norte y Zona Central de Chile). En este caso será el Consejo de Ministros quien tome las decisiones sobre el grado de protección que se les dará. Es decir, quedará a discreción del Presidente(a) de turno.

7.- Se describirán las conductas prohibidas en glaciares que la ley considerará especialmente relevantes de proteger o en su entorno.
Sobre cuáles son los “glaciares relevantes de proteger”… Nuevamente, esto quedará a la  discreción y al criterio (o falta de él) del Presidente(a) de turno. Hemos visto como en ocasiones, de forma totalmente acomodaticia para determinados proyectos, se han retirado de forma arbitraria y discrecional categorías de protección sobre áreas protegidas. El Ejecutivo no ha tenido un comportamiento en el pasado, que de garantías a la ciudadanía de que, de verdad, entregará la categoría de relevantes de proteger, a todos aquellos glaciares que lo necesiten.

8.- Tales glaciares, especialmente relevantes, se crearán a través de una categoría especial, que el Estado reconoce como estratégicos para sus intereses. Se considerarán como criterios para su establecimiento, tanto su valor hídrico, como los servicios ecosistémicos que provee. El procedimiento declaratorio concluye con el pronunciamiento favorable del Consejo de Ministros para la Sustentabilidad.

Esta decisión relevante y trascendente para las diversas cuencas del país, debería quedar en manos del Congreso Nacional, y no quedar a merced del Gobierno de turno (Consejo de Ministros):

“La propuesta del Gobierno deja en manos del Comité de Ministros por la Sustentabilidad la decisión de que glaciares son relevantes o no. Es decir, la saca de la discusión legislativa, con lo que el Congreso entonces no podría decir que todos los glaciares son relevantes y, al final, lo terminan definiendo los asesores de la Presidenta”, sostuvo Matías Asún, de GreenpeaceChile.

Fernando Gimeno agrega: “es importante considerar en la discusión y en la definición de estas categorías a la ciudadanía, y que se le permita participar en la protección de sus recursos hídricos. Es escencial que las personas, especialmente los principales afectados, puedan discutir y definir sus glaciares estratégicos, esta disposición no sólo debe ser meramente técnica, también se debe ajustar a los requerimientos y sensibilidades de las comunidades”.

9.- Se realizarán reformas al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental en materia de protección de glaciares, agregando una letra específica al artículo 10 de la Ley 19.300, de modo de asegurar el ingreso al Sistema de toda obra, proyecto o actividad, no incluida en las hipótesis de los números 6, 7 u 8.

Este punto abre la puerta a que todos los glaciares fuera de Parques Nacionales y todos aquellos que no sean considerados estratégicos por el Estado, sean potencialmente intervenidos por proyectos diversos, especialmente por proyectos mineros que ven a los glaciares como estorbos que impiden sus faenas (casos Pascua Lama y Andina 244).

En palabras de Gimeno: “Por mi parte siento que es contraproducente incluir a los glaciares dentro del SEA, ya que eventualmente podría permitir actividad que afecte su dinámica y masa, además de que se conocen todas las deficiencias del SEA actual y los cuestionamientos de este en los últimos años”.

10.- En el marco de las modificaciones legales al SEA, se creará un Permiso Ambiental Especial, que se otorgará por la Dirección General de Aguas, a través del mismo Sistema y que considerará, en función de las especificad del objeto de regulación, tanto el valor hídrico, los servicios ecosistémicos, entre otros.

Nuevamente junto con la ley, se deja lista la puerta para que las mineras puedan acceder a la intervención de los glaciares.

11.-Existirán ciertas actividades permitidas, todas de bajo impacto, sujetas a autorizaciones y regulaciones ambientales especiales, tales como: turismo de baja intensidad; montañismo de baja intensidad; investigación científica, entre otras.

12.-Se compromete elevar la jerarquía legal del actual Inventario de Glaciares y modernizar su funcionamiento, a través de la creación del Registro Nacional de Glaciares, dotándolo de mayor estabilidad y certeza jurídica. Por lo tanto, corresponde derogar el Decreto Supremo N° 1.220, de 1997, del Ministerio de Obras Públicas.

13.- Se fortalecerán las atribuciones de la Dirección General de Aguas, tanto en lo referido a sus facultades en la administración del Registro Nacional y de una Red Glaciológica Nacional. Del mismo modo, en materia de fiscalización y sanción.

14.- Si al momento de publicarse la ley, alguna obra, proyecto o actividad pudiese encontrarse en alguna de las hipótesis de prohibición de los números 6, y 7 u 8, se permitirá revisar su Resolución de Calificación Ambiental, de modo de permitir la imposición de nuevas obligaciones al titular, que permitan tanto la adopción de programas de monitoreo, como de medidas de mitigación. Existirá una remisión expresa al artículo 25 quinquies de la Ley 19.300.

Esto en simple, es que si alguna actividad está destruyendo glaciares, ahora solamente se adoptarían medidas de mitigación del impacto que se está provocando. En ningún caso se paralizarán estas actividades dañinas. Esto seguramente fue recibido con un suspiro de alivio y satisfacción por todos los integrantes del Consejo Minero.

Conclusión

Aún tenemos que esperar y exigir que se abran las necesarias instancias para que las organizaciones interesadas en la materia y la ciudadanía en general, pueda incidir en las elaboración de las distintas definiciones que quedarán en este nuevo marco jurídico (qué es un glaciar, cuáles son los glaciares estratégicos que deben ser protegidos), y que esto no quede restringido a la mera voluntad y discreción del Ejecutivo, representado por su Consejo de Ministros.

Ecopensamiento, viernes 6 de marzo de 2015.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s